Mostrando todos los resultados 2

Show sidebar

Protex Frío – 10

Acelerante de fragüe y anticongelante para el hormigón

| DESCRIPCIÓN GENERAL
Protex Frío -10 es un aditivo líquido, peso específico 1,30 kg/L formulado para utilizar en morteros y hormigones realizados en zonas de climas fríos o en época invernal. Contiene cloruros. Cumple con la norma ASTM C 494 tipo C. | USOS Para hormigonar a temperaturas de ambiente bajas, permitiendo el fragüe de las mezclas y un rápido desencofrado. En hormigones no armados para pavimentos, cámaras frigoríficas, contrapisos, etc. en reemplazo o como suplemento de las medidas tradicionales para trabajar en regiones de bajas temperaturas durante el invierno.
| APLICACIÓN
Evita el congelamiento del agua de amasado. Acelera el fragüe de las mezclas y el desarrollo de resistencias. Permite acortar los períodos de protección a las heladas. Mantiene al hormigón fresco lejos de los efectos del congelamiento. Su consumo está regulado por la temperatura del ambiente y la confección de la mezcla. Fácil de utilizar porque se diluye en el agua de amasado.

Protex Frío – 10 SC

Aditivo anticongelante para el hormigón (sin cloruros)

| DESCRIPCIÓN GENERAL
Protex Frío -10 sc es un aditivo líquido color rojo, peso específico 1,37 kg/L formulado para utilizar en morteros y hormigones realizados en zonas de climas fríos o en época invernal. No contiene cloruros, no es tóxico ni inflamable. Cumple con la norma ASTM C 494 tipo C. | USOS Protex Frío -10 sc se emplea para la ejecución de hormigones en climas fríos y aún en zonas de deshielos. Es apto para ser utilizado en hormigones simples y armados. Brinda una elevada calidad de terminación. Proporciona crecientes resistencias en la construcción de grandes estructuras de contención, canales, túneles, etc. Para hormigonar a temperaturas de ambiente bajas, permitiendo el fragüe de las mezclas y un rápido desencofrado. | VENTAJAS Permite elaborar hormigones en épocas invernales o en zonas de intensos fríos y heladas. Promueve una eficaz resistencia del agua del hormigón fresco ante el congelamiento. Acelera el fragüe del cemento a bajas temperaturas. Permite acortar los períodos de protección, como también la temperatura del curado. Otorga una mayor impermeabilidad y durabilidad al hormigón elevando además sus resistencias mecánicas. Fácil de utilizar porque se diluye en el agua de amasado.
| APLICACIÓN
Temperatura mínima del sustrato: 0° C Temperatura mínima del hormigón: 5° C Temperatura mínima del ambiente: -10° C Importante: Para lograr un buen control sobre estos parámetros, es recomendable controlar las condiciones de almacenamiento de todos los materiales a utilizar en la confección de la mezcla. El hormigón deberá estar muy bien compactado para lograr uniformidad en su temperatura interna y así una absoluta eficacia del producto, se recomienda que una vez finalizado el hormigonado, quede protegido contra posibles pérdidas de calor y humedad, cubriéndolo si esto fuera necesario.